Lunes, 20 Octubre 2014 00:00

Carpintería de PVC: Montaje en obra de la carpintería

Por Ralph Zwingli, ingeniero, Gerente General Elumatec América Latina S.A. Publicado en revista VANO Arq n° 11, año 2004.

Transporte y almacenaje

Como todo material al ser transportado, la carpintería de PVC tiene que ser tratada con los acondicionamientos necesarios para que el transporte sólo sea una fase más de su producción. Para ello, es necesario que la carpintería sea transportada en posición vertical, apoyada sobre bastidores para evitar caídas y con la protección necesaria para soportar los golpes bruscos, vibraciones o movimientos de la propia mercancía.

Es aconsejable que los vehículos utilizados estén cubiertos, para que en ciertas zonas de la carpintería no se mojen y evitar así los posibles impactos que pueden producirse en el transporte.

A la hora de cargar o descargar el material, es importante no golpear sobre las esquinas soldadas, ya que se puede producir la rotura de las mismas. Igualmente, el deslizamiento se realizará unitariamente para no ocasionar rayaduras sobre la carpintería.

COLOCACIÓN EN OBRA

franja PVC 2El montaje en obra de las ventanas de PVC no difiere de modo particular respecto del de las ventanas tradicionales. La colocación de la ventana en el vano debe cumplir con las siguientes condiciones generales, cualquiera que sea el procedimiento empleado en su fijación:

Resistencia mecánica. Esto implica soportar:

- Las cargas producidas por presión de viento, incluso aquellas cargas consideradas como excepcionales, de posible reproducción cada diez años como media. Los procedimientos adoptados serán objeto de una especial atención cuando se trate de edificios de gran altura o de ubicación particularmente expuesta.

- Los choques o presiones producidos por personas o animales.
- Solicitaciones debidas al uso de la ventana.
- Dilataciones diferenciales de los elementos constructivos propios de los edificios.

• Compatibilidad entre los materiales empleados.

Todos los productos, materiales, complementos, herrajes, accesorios, y de una forma general, cualquier elemento que interviene en el proceso de la colocación de la ventana en el vano, deberán ser compatibles química y eléctricamente entre sí.

• Estanqueidad al aire y al agua.

Cualquiera que sea el procedimiento de colocación deberá proporcionar una total estanqueidad, al aire y al agua, de la unión. Se cuidará especialmente la estanqueidad del tercio inferior de los cercos o precercos, sobre todo en la unión de éstos con el alféizar. Además, los productos de unión entre cerco o precerco y la obra deberán mantener sus cualidades de sellado en el transcurso del tiempo.

• Comportamiento térmico y acústico

Cualquiera que sea el sistema de colocación, éste no restará prestaciones térmicas o acústicas ni a la ventana, ni al vano receptor de la misma.

• Antivibraciones

Los procedimientos de colocación de ventanas, cualquiera que sean las soluciones adoptadas, así como los productos de unión de cercos o precercos de la obra, deberán tener la suficiente elasticidad para amortiguar las vibraciones transmitidas tanto por la estructura y elementos constructivos como por vía aérea, con el fin de no generar grietas o desprendimientos entre el cerco de la ventana o precerco y el vano. En ningún caso encontrarán en resonancia.

La fijación de las ventanas a la fábrica debe realizarse sobre elementos resistentes, evitando los recibidos a cámaras de aire, materiales aislantes, etc.

 

 

Existen varias posibilidades de colocación de la ventana al muro:

Dentro de un vano de la fachada, que pueden ser:

- Engrasada a paño interior
- A paño intermedio
- Engrasar a paño exterior
- Muro cortina.

El premarco es opcional. El sistema más utilizado es el primer caso, enrasado a paño interior. Un correcto montaje de la carpintería de PVC es tan importante como una esmerada fabricación.

Fases y tipos de colocación. La colocación de la carpintería de PVC conlleva las siguientes fases:

- Descolgar las hojas del bastidor previamente para facilitar el manejo de las mismas.
- Colocar el bastidor en el muro, nivelarlo, aplomarlo y encuadrarlo para su correcto posicionamiento. Es conveniente auxiliarse de puntales cuando se esté en presencia de dimensiones grandes.
- Una vez situado el bastidor, es conveniente rellenar la holgura entre el marco y la obra, según el caso, con un material aislante (espuma de poliuretano, fibra de vidrio, bandas precomprimidas, etc.), que ayude a romper el puente térmico, acústico y absorba los movimientos que se producen en toda unión.

• La fijación del bastidor al muro se realizará eligiendo el sistema más adecuado según los siguientes criterios:

- Sistema de fijación por medio de garra metálica o patilla.
- Sistema de fijación por medición de taco expansor.
- Sistema de fijación por mediación de precercos metálicos o de madera.

Todos estos sistemas son válidos cuando la colocación de la ventana se hace por primera vez en el muro. Es lo que se llama obra nueva, pero existe otro tipo de colocación: la Renovación.

Sellado de la carpintería colocada

Ventana PVC 2Con el fin de mejorar la calidad y la funcionalidad de los manufacturados sobre la estanqueidad al agua y al aire, los productos selladores contribuyen de manera determinante al resultado de las prestaciones finales.

La elección o la aplicación equivocada de un sellador, puede producir grandes inconvenientes de naturaleza técnica y a veces de tal envergadura que requieren una costosa reparación.

• Material de relleno

Material que sirve para limitar la profundidad de la masilla de estanqueidad y evita que la masilla quede adherida en más de dos flancos.

• Tiempo de aplicación

Es el espacio de tiempo después de efectuar la mezcla, durante el cual es aplicable la masilla.

• Tiempo de sellado

Según la temperatura ambiente y de la carpintería, consta de dos diferentes tiempos:

- Tiempo de secado de la imprimación antes de aplicar la masilla.
- Tiempo durante el cual la imprimación permanece activa, por tanto, apta para sellado.

• Tiempo de reticulación

Tiempo en el cual se efectúa el fraguado de la masilla, que está en función de la temperatura ambiente y de la humedad ambiental.

• Tiempo de alisado

Período de tiempo después de aplicar la masilla, durante el cual la superficie puede retocarse.

TIPOS DE JUNTAS

• Juntas de dilatación

Para poder realizar este sistema de sellado, es preciso disponer un material que pueda aplicarse en forma fluida y que, con posterioridad a su aplicación, pueda vulcanizarse en un material que reúna las siguientes condiciones:

a) Trabajar alternativamente a tracción y a compresión, resistiendo la fatiga a esta deformación alternante, durante un número de ciclos.
b) Resistir el envejecimiento producido por la intemperie y los rayos solares, también por un tiempo determinado de ciclos, teniendo en cuenta que este envejecimiento es más crítico por el hecho de estar sometido el material a fatiga por el esfuerzo alternativo.
c) Poseer adherencia suficiente sobre todos los elementos de la construcción que puedan servir de soporte.

JUNTAS DE ESTANQUEIDAD EXCLUSIVA

Al no presentar movimiento, estas juntas no tienen requisito de propiedad mecánicas tan críticos como en el caso anterior, mientras que la resistencia al envejecimiento climático y compatibilidad / adhesión con los substratos, se mantienen en su misma exigencia.

La fase de sellado tiene una gran importancia, ya que con un buen sellado conseguimos una igualación de los movimientos y tolerancia entre la ventana y la obra, impidiendo que tanto la humedad como el aire puedan penetrar en el interior de muy diversas formas, y mejorando el aislamiento acústico de la unidad.

La última fase a desarrollar para terminar el montaje de la carpintería, es la colocación de las hojas. Se procederá a comprobar las posiciones del movimiento del herraje, para su buen funcionamiento.

Si fuese necesario la colocación de tapajuntas, éstos se colocan dependiendo de los distintos remates que originen en los encuentros de la obra de fábrica y la carpintería.

Existen remates planos o en ángulo, así como una amplia gama de vierteaguas para remates exteriores, miradores o cualquier otra solución constructiva.

Estos perfiles de PVC se pueden cortar, taladrar y pegar en la misma obra.

Mantenimiento y limpieza de las ventanas de PVC

Es importante enseñar al usuario en cuanto al manejo de los mecanismos de apertura y cierre, ya que, aunque su funcionamiento es siempre muy sencillo, en algunas ocasiones nos encontramos con daños ocasionados innecesariamente por maniobras erróneas, golpes bruscos, etc.

Hay que evitar colocar pesos en la hoja de la ventana, presionar dicha hoja contra la pared cuando esté abierta. Este esfuerzo puede producir un efecto palanca que podría dañar seriamente la posición de las bisagras y en consecuencia el cierre hermético de la ventana. Otro detalle al que tenemos que procurar estar atentos, es el de no introducir ningún elemento extraño entre la hoja de la ventana y el marco.

Es conveniente limpiar con un pequeño pincel rígido los mecanismos de giro, así como los de deslizamiento y después engrasarlos con una periodicidad anual.

Para la limpieza sin complicaciones de las superficies exteriores lisas y libres de porosidades de las ventanas en PVC, basta con utilizar agua normal, productos de limpieza sin disolventes, bencina blanca, detergente, soluciones acuosas de amoniaco o agua con jabón.

Igualmente se evitará el uso de productos a base de materiales abrasivos, también en suspensión acuosa y ciertos disolventes orgánicos. Los primeros rayarían la superficie y los segundos la volverían opaca. Como sugerencia práctica se deben excluir, entre los disolventes más comunes, los cetónicos como la acetona, los aromáticos como el benceno y los cloruros como la trielina.

En el caso de rayaduras o golpes, se debe frotar el perfil con un papel lija de grano regresivo, y después pulir con paño de lana. Este método no puede ser aplicado sobre los perfiles con acabado acrílico (film de color).

El mantenimiento de las juntas es mínimo, ya que están fabricadas a partir de materiales extremadamente resistentes, aunque su posible deterioro por el paso del tiempo conlleva únicamente el cambio de las mismas, debido a la facilidad de desmontaje u montaje. A la hora de limpiarlas no debemos utilizar productos con base ácida (nitro o similares): hay que limpiarlos sólo con agua tibia y, si es necesario, con jabón.

Instrucciones adicionales para los perfiles de color

Estas instrucciones son válidas para cualquier método utilizado par dotar de color a los perfiles de PVC.

Las rayaduras y arañazos son más llamativos en los perfiles de color que en los perfiles blancos, por ello debe prestarse especial atención al correcto desempaquetado y almacenaje de los mismos.

No se deben almacenar a la intemperie ni al sol.

Además de los fresados necesarios ventanas/puertas, se harán fresados y taladrados en las precámaras exteriores de los perfiles principales. La distancia entre estas ranuras será facilitada por el fabricante de perfiles.

Se aconseja no soldar travesaños a los marcos sino realizar estas uniones por medio de topes (uniones mecánicas).

logo achival

banner-contramarco 

banner ferias

 

arquetipo 

banner-technofenster

 

banner alar

 

banner denbra

banner-sodal

banner ferbras

 

banner edifica

 

sistema superior

banner-altta

banner-expertos

banner-ceroriesgo

 

banner-fesqua

logo hospitalaria

banner-arteyforma